Artículo de opinión: ¿pueden ser negras las mujeres del ensanche?

Alba García Martín

¿Alguna vez habéis pitado saliendo de un comercio? Es una situación bastante humillante per se porque, por lo menos en mi caso, siempre ha sido fruto del olvido de algún dependiente que no quitó la alarma o fruto de alarmas fantasma en el interior de alguna prenda.

Generalmente cuando esto me ocurre nadie se inmuta. Quiero decir, ni siquiera el personal de seguridad se alarma, nunca mejor dicho. Suelo ser yo quien se para, se acerca a la caja y buscamos la dichosa alarma escondida en algún lugar. Y cuando no la encontramos siempre se resuelve con un: “Será alguna etiqueta, tranquila suele pasar”. También he sentido que, en ocasiones, dependiendo de cómo fuera vestida en según qué tienda me han mirado diferente y me han tratado distinto. De ignorarme por completo pensando quizás que no podría comprar nada, a hacerme la pelota como si fuera la hija de un Hilton. [Artículo completo en enlance]

Published by